Soy mujer y me alimento conscientemente en mi ciclo menstrual

 

Mujeres, levante la mano a quién le ha pasado que en sus días premenstruales les da un hambre de quererse comer todo lo que encuentran en el refrigerador o en la despensa. Si te sientes identificada, es porque en nuestros días premenstruales tenemos alteradas las hormonas (estrógenos y progesterona). 

 

Pero tranquila hay maneras para que te sientas bien y puedas saciarte. Cuando sientes que no te llenas con nada, la avena cocida, ya sea en agua o leche vegetal es excelente aliado para la saciedad, al igual que el aceite con proteína, por ejemplo nueces, almendras, cacahuates, pistaches, semillas, etc.

 

Todas somos diferentes y en cuanto a los síndromes premenstruales. Puedes ayudar a tu cuerpo haciendo comidas ligeras, reduciendo la cantidad de sodio y azúcar en los alimentos que ingieres, que con una alimentación del “campo a tu mesa” es posible y tomando mucha agua. Claro que podemos llegar a retener líquidos, pero el tomar agua nos favorece, al igual que tomar jugos verdes, agua de jamaica sin endulzar, té de cola de caballo, etc. Con esta retención de líquidos es común tener unpeso extra y que nuestros senos estén más grandes y hay quienes retienen más líquidos o se inflaman más que otras. 

 

Durante tu período los niveles de glucosa en sangre son bajos, por lo que es recomendable consumir carbohidratos, pero con esto no quiero decir que puedas comer las galletas que se te atraviesen. Carbohidratos complejos, como harinas integrales y frutas que te nutran, recuerda que es una alimentación consciente. Los tés ayudan mucho por los fríos que se tienen, por lo que es recomendable consumirlos, evita que sean muy fuertes y el exceso de café para que el hierro se pueda absorber, ya que se pierde alrededor de 30 – 80 ml de sangre y 15 – 25 ml de hierro normalmente durante cada menstruación. 

 

 

Ten una alimentación consciente durante tu periodo e ingiere alimentos ricos en hierro como la carne roja, huevo, frijoles, lentejas, garbanzos, brócoli y hojas verdes, ya sean en jugo verde, ensalada o guisadas. Al consumir estos alimentos junto con cítricos es mayor la absorción de hierro.

 

Recuerda escuchar a tu cuerpo, no lo fuerces demasiado, si sientes que necesitas un descanso en tu rutina deportiva está bien. El ejercicio puede ayudar a disminuir el dolor causado por los cólicos, pero hay quienes durante su periodo sienten más fatiga y se vale descansar o hacer algo más ligero. Incluso hay algunas posiciones de yoga que tanto mujeres embarazadas, como en su periodo no las deben de hacer, por lo tanto apapáchate y cuida de ti. Yo siempre les digo que para mí el ejercicio es el mejor antidepresivo y anti estrés, entonces cuando tenemos las hormonas alteradas en los días premenstruales es maravilloso hacer ejercicio.

 

En algunos países en Asia existe la licencia menstrual, esperemos que pronto llegue a México. El llevar una alimentación del “campo a tu mesa” es maravillosa para todas las etapas de la mujer, hay algunos “superfoods” que ayudan a nuestras hormonas como la maca, pero no a todas las mujeres les puede funcionar igual. Por lo tanto, escoge lo mejor para ti y nútrete siempre, ya que la belleza y salud empieza por una buena nutrición. 

 

Colaboradora: L.N. María del Pilar Acosta Leos

Facebook: Nutrióloga Pili Acosta Leos

Instagram: @Nutriologapiliacosta

Cordillera Arakán 478 int 37

Lomas 3ª Sección

 

Teléfono: 8253679