Fernando O’Farrill

Para esta edición tenemos en nuestra sección Soy Potosino a Fernando O’Farrill, fotógrafo y cinematógrafo profesional, que de entre más de 120 mil fotos de fotógrafos de todo el mundo, su obra Hope resultó ganadora del premio mundial de Fotografía de Vida Salvaje impartido por Nature Concervancy.

 

En esta entrevista nos habla de su galardón, pero tambien nos habla de su trabajo, sus inicios, influencias, motivaciones, visión a futuro, entre otras cosas. Te invitamos a que lo conozcas.

 

Hola amigos de Somos Potosinos yo soy Fernando O’Farrill, fotógrafo y cinematógrafo orgullosamente mexicano.

 

¿Quién es Fernando O’Farrill?

 

Yo soy una persona que desde siempre fui apasionada de muchas cosas, tenía demasiados hobbies y siempre me clavaba en muchas cosas, pero algo que sin duda me clavé desde pequeño y nunca lo dejé ir, es la fotografía y el amor por los animales. Comencé a tomar fotografías de animales.

 

Cuando tenía 5 años y en el zoológico de Chapultepec, mi papá tenía una cámara, empecé a tomar fotografías y me acabé el rollo, porque me di cuenta que de verdad me encantaba.

 

Todo era como un juego de niños, cuando iba creciendo pues me di cuenta que los programas que veía en la televisión eran puros documentales de Discovery Channel, de National Geographic, de animales salvajes. Conforme fui creciendo, fui evolucionando en esa parte, entonces a los 13 años, empiezo a clavarme muchísimo en la fotografía y así es como este hobbie empezó.

 

¿Cuáles fueron tus primeros pasos para adentrarte profesionalmente a la fotografía?

 

Cuando tenía 13 años, digo “me encanta la fotografía, quiero aprender más en esto”, ¿Qué es lo que me dicen?, lee el instructivo de la cámara, ve videos de YouTube y clávate un poquito más en esto. Eso lo hice, pero a los 15 años, digo “quiero una cámara, ¿Quién me va comprar una cámara?... Yo”, entonces tengo que empezar a trabajar, así es como empecé en esto.

 

Me metí 6 meses en el Museo Laberinto de las Ciencias y las Artes a trabajar como guía y con el dinero que gané en 6 meses me compré mi primera cámara y a partir de ahí empecé a trabajar como fotógrafo, primero en una revista social, luego en el campamento Santa Úrsula y luego 4 años con un fotógrafo llamado Eduardo de la Peña, que fue mi mentor. Estuve 4 años trabajando como fotógrafo, editor, ventas, de todo tipo de cosas, asistente, deteniéndole la luz, el reflector y así es como empecé a crecer en esto, empecé a mejorar y todo el dinero que ganaba trabajando, lo reinvertía en cursos, lo reinvertía en equipo y así fue como fui creciendo en esto.

 

¿Qué otros artistas te han influenciado?

 

Hay muchos artistas, el arte influye y te inspira sin importar que arte es el que tú estás haciendo, entonces sin duda la música ha influenciado, pero hablando de fotógrafos, hay un fotógrafo que yo desde que empecé en la fotografía, lo buscaba, le escribía, lo buscaba por Facebook y me respondía, buenísima onda, un fotógrafo profesional que se llama Chris McLennan, que es de Nueva Zelanda y se la vive viajando por el mundo fotografiando animales, entonces esa es una de las personas que me inspiró mucho, porque me contesta. La mayoría de los fotógrafos que tú buscas no te contestan, entonces fue una inspiración bastante grande para mí.

 

En la música Ludovico Eunaudi, también me gusta tocar el piano, entonces ha influenciado muchísimo en la forma en que me inspiro, y así podemos seguir horas.

 

¿Cuál es tu mayor inspiración, qué te motiva en la naturaleza y qué buscas transmitir con tu fotografía?

 

Lo que más me inspira es que el contacto con la naturaleza, hoy en día, es algo extraño. Es más raro tomar una naranja de un árbol que irla a comprar al súper, es más raro el “vámonos de campamento” y “órale hay mosquitos”, pues claro que hay mosquitos, u “órale ese pajarito”, pues claro.

 

Entonces el contacto del humano con la naturaleza hoy en día se ve bastante raro, cuando es parte de la naturaleza. Lo que yo trato de compartir con mis imágenes es que la naturaleza es algo que siempre hemos tenido, que se está destruyendo y que lo debemos de cuidar porque sin ella nosotros no somos nada. Al igual que con los animales, trato de compartir que todos los animales tienen características diferentes y no es que los humanos seamos superiores o no, es que todos somos diferentes y todos los animales tienen diferentes sentidos y diferentes formas de vivir.

 

Entonces, eso a mí se me hace increíble y eso es lo que trato de compartir con mis imágenes.

 

Al ganar el premio mundial de fotografía salvaje ¿Qué fue lo que sentiste y qué representa este premio para ti?

 

Durante toda mi vida, que estuve viendo concursos de fotografía, nunca me había animado a concursar en un concurso reconocido a nivel mundial, como lo es este, que es el concurso de Nature Conservancy, es una asociación que se dedica a fomentar el cuidado del medio ambiente. Simplemente vi que estaba el concurso, siempre veo los ganadores de todos los años, está dificilísimo competirles. Entonces yo decidí meter esta fotografía y me mandaron un correo, que había estado en los finalistas y dije “órale que buena onda”, después ya vi a los ganadores y de repente me publicaron en Instagram,

Felicidades por tu premio y yo ¿cuál premio?, Disculpa Pues el que acaban de publicar ahorita.

 

Que me metí a la página y estaba mi fotografía. No me la podía creer, de verdad estuve horas sin podérmela creer, yo decía, pero ¿cómo?, ¿por qué gané yo? y veías primer lugar México, segundo lugar Estados Unidos, tercer lugar Estados Unidos. Me da muchísimo gusto que se pueda ver México en un primer lugar en un concurso a nivel mundial.

 

Platícanos de tu fotografía ganadora

 

La fotografía se llama Hope que es esperanza, porque justo eso es lo que representa la fotografía. Es un oso polar nadando en el mar en búsqueda de hielo para poder cazar. Fue en una expedición en el ártico en junio del 2019. El oso polar salió de una pequeña placa de hielo que había en frente de un glaciar y empezó a nadar. En ese momento un amigo que llevaba el dron me dice vamos a volar el dron y en el aire con el dron él saca unas tomas de video, yo saco estas fotografías y en verdad yo no sabía que estaba tan potente la imagen, en ese momento tú nada más tomas las fotos, encuadras, ya después las descargas en la computadora, las editas.

 

La subí a Instagram y me mandan un correo de Discovery Channel, que la quieren publicar en su Instagram y ahí fue cuando dije órale pues esta foto es la que puede estar en el concurso.

 

El hecho de que este oso esté nadando, si los osos polares son los animales que más representan el cambio climático, ahora un oso polar que no tienen hielo, es una foto que tiene un mensaje grandísimo.

 

También haces cinematografía para bodas en todas partes del mundo, algo muy diferente a fotografiar la vida salvaje, ¿Qué aspectos tomas en cuenta y que retos se te presentan?

 

La fotografía de vida salvaje y la cinematografía de bodas son muy parecidas a partir de las 3 de la mañana, en la fiesta ya estás grabando pura vida salvaje, entonces hasta eso no hay tanta diferencia.

 

Hablando en serio, de la vida salvaje yo hago sobre todo fotografía, en las bodas hago cinematografía, sí son dos cosas diferentes, muy relacionadas entre sí.

 

En la cinematografía de bodas, he hecho bodas en diferentes partes del mundo, diferentes culturas, diferentes religiones y yo creo que eso también te abre tantito la mente para poder sacar algo distinto.

 

De la cinematografía de bodas llevo 5 años independizado, con mi marca Fernando O’Farrill Films y a parte de eso, de la cinematografía de bodas, se hacen cursos para que la gente pueda aprender un poquito de como trabajo yo.

 

¿Qué le depara a tu carrera en un futuro?

 

Yo siempre tengo metas que seguir, tengo la idea de que la gente nunca deja de aprender por ningún motivo y que si crees que ya lo sabes todo es cuando vas para abajo. Siempre estoy tratando de mejorar y ¿Cómo me veo en un futuro?, teniendo galerías en diferentes partes del mundo, me encantaría tener galerías, me encantaría poder vender muchísimas fotos, haciendo series de 3 fotografías y que la gente ya se esté peleando por tener una fotografía mía, que lo tomen como inversión, porque la compran ahorita a un precio y en un futuro la venden más cara. Todo ese tema de las galerías me apasiona mucho.

 

También me gustaría meterme un poquito más en el tema del área comercial, promocionales de restaurantes, promocionales de marcas de coches, promocionales de empresas reconocidas, hacer un comercial para Audi o BMW, pues son producciones bastante grandes y muy interesantes. Me gustaría meterme un poquito más en eso.

 

Mensaje a nuestros lectores

Lo que yo les puedo decir es que detrás de una persona reconocida por algo, hay años y años y años de trabajo y esfuerzo, entonces las personas que quieren emprender y que quieren tener éxito de un día para otro, la vida no es así, hay que clavarse y de verdad apasionarse por lo que hacen, hay que ir aprendiendo y, sobre todo, hay que pegarte con los mejores. Hay que trabajar con los mejores, hay que dejar la parte económica a un lado y hay que poner arriba el aprendizaje que puedas sacar, porque es la única forma en la que puedes ir avanzando.